TECNOBURBIO


Tecnoburbio es el proyecto de una revista nunca editada que tiene su punto de partida en la deconstrucción de otra revista existente:“Tecnocasa”


Tecnocasa es una revista de información inmobiliaria como tantas otras de su género, que presenta viviendas y locales en venta. Para ello sigue un patrón habitual que se encuentra también presente en el modo en que estos bienes inmuebles se muestran en los escaparates de las agencias inmobiliarias: una imagen de la propiedad en venta se acompaña de una breve descripción que informa de la localización, los metros cuadrados y el precio de la vivienda o local en cuestión:


                    3 HABITACIONES

                    SANTA MADRONA.- Piso de 2 dormitorios, comedor

                    cocina, baño y balcón. Finca rehabilitada. Para entrar

                    a vivir.                                        Euro 138.000,00


                   2 HABITACIONES - 90 M2

                    ROIG.- 1 Dormitorio, salón comedor, cocina, baño

                    y  aseo. Exterior. Mucha luz. Totalmente reformado.

                                                                      Euro 241.006,00


Este género literario viene cargado de promesas de felicidad (“mucha luz”, “para entrar a vivir”, “calefacción a gas”...) que encuentran su justo contrapunto en el abrupto final que nos muestra el valor de mercado que adquiere tanta dicha. Algunos párrafos presentan expresiones eufóricas, del tipo: “amueblado y equipado, 5º de altura con ASCENSOR!!!” o “...A CIEN METROS DE LAS RAMBLAS”. Pero aquello más familiar en estos microrrelatos es la manera en que se cierran invariablemente todas las descripciones: Euro 243.000,00; euro 173.000,00; euro 157.000,00...


Está claro que en estas revistas de información inmobiliaria las pequeñas fotografías (impresas en baja calidad) aparecen para dar oxígeno a la composición de las páginas, para hacer más grato un documento textual muy aséptico y monótono. Más allá, pues, de amenizar la lectura y de ofrecer un primer aspecto (generalmente exterior) de la vivienda o local, lo cierto es que estas fotografías sirven para bien poco: si alguien está realmente dispuesto a comprar una de esas propiedades, resulta evidente que no serán las fotografías las que determinarán la selección y orientarán la compra.